• IP Copiada!
    Click para copiar IP
    Cargando...
  • Silencio Blanco

    MrMink

    Miembro++
    Registrado
    30 Nov 2016
    Mensajes
    396
    Reaction score
    473
    Puntos
    55
    Nick
    BlauMink
    wacho, dislike por quitarme mi casita >:C
     

    paura_32

    Miembro
    Registrado
    10 Oct 2018
    Mensajes
    79
    Reaction score
    23
    Puntos
    9
    Nick
    paura_32
    Silencio Blanco.
    Capitulo VII - Reo de Muerte.


    Era medio día, cuando yo, y mis demas hombres nos dirigíamos a Ariandel. Estábamos en una pradera de territorios dogeos, al lado de una ciudad. La gente del pueblo compartía comida, agua, y demás para darnos apoyo. Yo estaba en una mesa, con mis otros dos compañeros. Comíamos pan y queso, y de beber, agua.
    Estabamos a dos días de llegar a territorios Araninos. Pero, nosotros, estabamos muy alegres.
    En cambio, era mi primera guerra, y estaba nervioso.

    (12 horas después)
    (Ubicación : Murayas)

    Ya, media noche, nos preparamos a irnos. Pero sonó una voz entre los matorrales, en los bosques extensos.

    (?) : Pss, ven...
    (Palex) : Quié...
    Derrepente me dio un tirón en el brazo. Esa capucha me sonaba...
    (Palex) : ¡iFranco_23! Vuelves a estar aqui. ¿Vienes a vengarte?

    (iFranco_23) : Vengar, ¿yo? No. Vengo a una misión.
    En ese momento, iFranco sacó la gigante espada de bronce y me intentó dar un estacado en el hombro, pero lo esquivé.
    De inmediato, yo desembaine mi daga de oro. Y me acerqué rapidamente a él.

    Pero, pobre de mí, no sabía que el era tan bueno en la espada.
    Pero,al caerse mi daga, soltó la espada.

    (iFranco_23) : Esta vez, ¿Mano a mano?
    (Palex) : Agh, que pesado eres. Esta bien.
    Me dio un puñetazo en la mandíbula. Yo lo recibí y le tiré al suelo. Y le di dos patadas en el costado. Él, me agarró de la pierna y me arrastó hasta un precipicio. Y, aprovechando que habia un poco de arena en mi zapato. La cojí y dije :
    (Palex) : Toma esto.

    Y le lanzé la arena a los ojos. El se arrodilló llorando y rascandose con el brazo los parpados. Cuando el, se abalanzó sobre mí. Y me lanzo hacia el precipicio.
    Estaba colgado a una altura de unos treinta metros. Y se acercó poco a poco iFranco.

    (iFranco_23) : ¿Te cuento un secreto? Yo, siempre gano.
    Y en cuanto me iba a tirar, oí la voz de iFerBoy. No pude oír, pero se supo, que hubo sangre derramada.
    (iFerBoy) : ¿Estas bien?
    (Palex) : Si, gracias. Ahora sacame de aquí.
    Empujó y me arrastó hasta lo más alejado del precipicio. Algo sorprendente, esque no ví a iFranco_23 por los lares. iFerBoy y yo, nos dirigimos a las carretas.

    (2 días después)
    (Ubicación : Ladera Ariana)

    Un ejercito al rededor del pequeño reducto de Arandiel. Yo, era un luchador de primer comando. Porque, era muy bueno luchando. Y cuando ibamos a entrar en la ciudad, sonaron laa campanas, en símbolo de rendición.
    Pero, a Dss0, parece que le dio igual. Se acercó a la primera fila en un cabayo blanco, con una bandera Azul y Negra en una pica enganchada al caballo.

    (Dss0) : Señores, no hemos llegado hasta aquí para nada. ¡Luchad, luchad con y por el orgullo, con fé y con el pensamiento de vivir! ¡¡¡Viva Doge, Luxor y Dss1!!! ¡Al ataqué!
    Todos, gritamos al unísono, sí. Y procedimos a atacar. En ese momento, llamaron a mi escuadron para salir. Íbamos detras de la caballería. Pero, en cuanto entré, vi a abuelos, niños, mujeres y soldados de ambos bandos, muertos. Pero, aún, resonaban las campanas. Entré en una casa, con mi armadura y revisé que no hubiera alguien. Pero, para mi sorpresa al salir. Habían tres soldados Arianados en la puerta.
    Me dirigí a ellos, pero, me cogieron dos. Y el otro, se puso, un puño americano en los nudillos. Y empezó a golpearme. Diciendo a la vez :

    (?) : Tú, bestia, nos robaste la vida de todo a lo que amabamos.
    Hasta, que oí un sonio muy agudo. Era como si algo estuviera cayendo del cielo. Los tres pararon. Y entonces reconocí ese sonio, era una bola con fuego dogeo. Nunca lo ví, pero sí lo escuché. Me puse en una esquina de la casa. Y los otros tres, estaban en el medio, porque creían que era un terremoto. Y encuanto rozó el techo, empezó a derretirse. La bola gigante, cayó y chocó co el suelo.
    Su fuego, era de color blanco y verde. Y muy caluroso.
    Y salí de la casa por una ventana que tenía en la pared de la casa.
    Y en cuanto salí, ví un paisaje, que era totalmente diferente. Humo, fuego dogeo, personas muertas, polvo, soldados persiguiendo con espadas a niños y lanzandolos por la ladera o también cortandoles la cabeza.
    Madres llorando o siendo llevadas a un carro.
    Yo avanzaba hasta el castillo, que era cadaa vez peor. Hombres quemandose con el fuego dogeo. Yo me tapaba los ojos del humo que había. Cuando derrepente, me choqué con alguien. Llevaba vestiduras ricas. Y le quise preguntar que de qué bando era y quien era. Pero corrió aún más. Hasta que llegué al portín del palacio. Y ví a Dss0 dirigiendose a el trono.

    (Dss0) : Amm, un trono de madera Laica. Con abedules Jassaticos. Prendedle fuego y destrozadlo. Dadme mi trono de oro.
    Unos soldados de vestiduras blancas y rojas, trajeron un trono total de oro.
    Y lo pusieron en el lugar donde estaba el antiguo.

    (Dss0) : Hoy, es un día importante. Hoy es el día en el que yo, Dss0. Soy, y seré el Gran Sacro Emperador Dogeo. ¡Ave Doge!
    Todos se arrodillaron y derrepente, arrancaron las banderas azules, blancas y marrones y pusieron unas Rojas.
    Sorprendido, por el poderío de este Sacro Imperio, caminé al campamento. Aún se oían gritos de personas. Pero en mi mente, estaba pensando, en lo que podría hacer este Imperio, con todas las ciudades no dogeas.

    La gran ciudad de Arandiel, estaba arruinada. Cuando llegué al campamento, habían soldados celebrandolo, otros hrridos, y otros muertos...
    Yo me dirijí a otra montaña, en la que se podía ver el paronama de Arandiel. Era una ciudad consumída en humo. Y sobresalía de esa columna, la gran torre de Arandiel. Que en un abrir y cerrar de ojos, otra catapulta apuntaba a ella...





    Gracias por ver y mañana, subiré otro. uwU
    Dejad apoyo en los comentarios, y chao
     

    paura_32

    Miembro
    Registrado
    10 Oct 2018
    Mensajes
    79
    Reaction score
    23
    Puntos
    9
    Nick
    paura_32
    El misterio es ¿quien le mando la mision a iFranco de matar a Palex? CHAN CHAN CHAN *intriga :v*
     

    Nebula4K

    Nuevo
    Registrado
    12 Nov 2018
    Mensajes
    15
    Reaction score
    2
    Puntos
    1
    Nick
    FineNebula4K
    Cada vez está mejorando. Sigue con la historia :D
     

    Kevin_2018

    Miembro++
    Registrado
    3 Ene 2018
    Mensajes
    329
    Reaction score
    389
    Puntos
    55
    Nick
    Kevin_2018
    que imaginación tan hiperactiva, es "GENIAL", sigue con esto UwU
     

    ºJuanesJJº

    Miembro++
    Registrado
    7 Jun 2019
    Mensajes
    413
    Reaction score
    594
    Puntos
    85
    Nick
    JuanesJJ
    Silencio Blanco.
    Capitulo VII - Reo de Muerte.


    Era medio día, cuando yo, y mis demas hombres nos dirigíamos a Ariandel. Estábamos en una pradera de territorios dogeos, al lado de una ciudad. La gente del pueblo compartía comida, agua, y demás para darnos apoyo. Yo estaba en una mesa, con mis otros dos compañeros. Comíamos pan y queso, y de beber, agua.
    Estabamos a dos días de llegar a territorios Araninos. Pero, nosotros, estabamos muy alegres.
    En cambio, era mi primera guerra, y estaba nervioso.

    (12 horas después)
    (Ubicación : Murayas)

    Ya, media noche, nos preparamos a irnos. Pero sonó una voz entre los matorrales, en los bosques extensos.

    (?) : Pss, ven...
    (Palex) : Quié...
    Derrepente me dio un tirón en el brazo. Esa capucha me sonaba...
    (Palex) : ¡iFranco_23! Vuelves a estar aqui. ¿Vienes a vengarte?

    (iFranco_23) : Vengar, ¿yo? No. Vengo a una misión.
    En ese momento, iFranco sacó la gigante espada de bronce y me intentó dar un estacado en el hombro, pero lo esquivé.
    De inmediato, yo desembaine mi daga de oro. Y me acerqué rapidamente a él.

    Pero, pobre de mí, no sabía que el era tan bueno en la espada.
    Pero,al caerse mi daga, soltó la espada.

    (iFranco_23) : Esta vez, ¿Mano a mano?
    (Palex) : Agh, que pesado eres. Esta bien.
    Me dio un puñetazo en la mandíbula. Yo lo recibí y le tiré al suelo. Y le di dos patadas en el costado. Él, me agarró de la pierna y me arrastó hasta un precipicio. Y, aprovechando que habia un poco de arena en mi zapato. La cojí y dije :
    (Palex) : Toma esto.

    Y le lanzé la arena a los ojos. El se arrodilló llorando y rascandose con el brazo los parpados. Cuando el, se abalanzó sobre mí. Y me lanzo hacia el precipicio.
    Estaba colgado a una altura de unos treinta metros. Y se acercó poco a poco iFranco.

    (iFranco_23) : ¿Te cuento un secreto? Yo, siempre gano.
    Y en cuanto me iba a tirar, oí la voz de iFerBoy. No pude oír, pero se supo, que hubo sangre derramada.
    (iFerBoy) : ¿Estas bien?
    (Palex) : Si, gracias. Ahora sacame de aquí.
    Empujó y me arrastó hasta lo más alejado del precipicio. Algo sorprendente, esque no ví a iFranco_23 por los lares. iFerBoy y yo, nos dirigimos a las carretas.

    (2 días después)
    (Ubicación : Ladera Ariana)

    Un ejercito al rededor del pequeño reducto de Arandiel. Yo, era un luchador de primer comando. Porque, era muy bueno luchando. Y cuando ibamos a entrar en la ciudad, sonaron laa campanas, en símbolo de rendición.
    Pero, a Dss0, parece que le dio igual. Se acercó a la primera fila en un cabayo blanco, con una bandera Azul y Negra en una pica enganchada al caballo.

    (Dss0) : Señores, no hemos llegado hasta aquí para nada. ¡Luchad, luchad con y por el orgullo, con fé y con el pensamiento de vivir! ¡¡¡Viva Doge, Luxor y Dss1!!! ¡Al ataqué!
    Todos, gritamos al unísono, sí. Y procedimos a atacar. En ese momento, llamaron a mi escuadron para salir. Íbamos detras de la caballería. Pero, en cuanto entré, vi a abuelos, niños, mujeres y soldados de ambos bandos, muertos. Pero, aún, resonaban las campanas. Entré en una casa, con mi armadura y revisé que no hubiera alguien. Pero, para mi sorpresa al salir. Habían tres soldados Arianados en la puerta.
    Me dirigí a ellos, pero, me cogieron dos. Y el otro, se puso, un puño americano en los nudillos. Y empezó a golpearme. Diciendo a la vez :

    (?) : Tú, bestia, nos robaste la vida de todo a lo que amabamos.
    Hasta, que oí un sonio muy agudo. Era como si algo estuviera cayendo del cielo. Los tres pararon. Y entonces reconocí ese sonio, era una bola con fuego dogeo. Nunca lo ví, pero sí lo escuché. Me puse en una esquina de la casa. Y los otros tres, estaban en el medio, porque creían que era un terremoto. Y encuanto rozó el techo, empezó a derretirse. La bola gigante, cayó y chocó co el suelo.
    Su fuego, era de color blanco y verde. Y muy caluroso.
    Y salí de la casa por una ventana que tenía en la pared de la casa.
    Y en cuanto salí, ví un paisaje, que era totalmente diferente. Humo, fuego dogeo, personas muertas, polvo, soldados persiguiendo con espadas a niños y lanzandolos por la ladera o también cortandoles la cabeza.
    Madres llorando o siendo llevadas a un carro.
    Yo avanzaba hasta el castillo, que era cadaa vez peor. Hombres quemandose con el fuego dogeo. Yo me tapaba los ojos del humo que había. Cuando derrepente, me choqué con alguien. Llevaba vestiduras ricas. Y le quise preguntar que de qué bando era y quien era. Pero corrió aún más. Hasta que llegué al portín del palacio. Y ví a Dss0 dirigiendose a el trono.

    (Dss0) : Amm, un trono de madera Laica. Con abedules Jassaticos. Prendedle fuego y destrozadlo. Dadme mi trono de oro.
    Unos soldados de vestiduras blancas y rojas, trajeron un trono total de oro.
    Y lo pusieron en el lugar donde estaba el antiguo.

    (Dss0) : Hoy, es un día importante. Hoy es el día en el que yo, Dss0. Soy, y seré el Gran Sacro Emperador Dogeo. ¡Ave Doge!
    Todos se arrodillaron y derrepente, arrancaron las banderas azules, blancas y marrones y pusieron unas Rojas.
    Sorprendido, por el poderío de este Sacro Imperio, caminé al campamento. Aún se oían gritos de personas. Pero en mi mente, estaba pensando, en lo que podría hacer este Imperio, con todas las ciudades no dogeas.

    La gran ciudad de Arandiel, estaba arruinada. Cuando llegué al campamento, habían soldados celebrandolo, otros hrridos, y otros muertos...
    Yo me dirijí a otra montaña, en la que se podía ver el paronama de Arandiel. Era una ciudad consumída en humo. Y sobresalía de esa columna, la gran torre de Arandiel. Que en un abrir y cerrar de ojos, otra catapulta apuntaba a ella...





    Gracias por ver y mañana, subiré otro. uwU
    Dejad apoyo en los comentarios, y chao
    *22* Voy a explotar, increíble historia!!