Silencio Blanco

paura_32

Miembro
10 Oct 2018
64
23
9
Awards
0
Antartida
Nick
paura_32
Silencio Blanco
Temporada II
Capítulo IX - Dios, protege a tu pueblo.





Muchas personas, al ver la gran muraya, se asustaron. Al tal grado, que en puerto hubo avalanchas para salir de la ciudad.
Desde la torre del centro de la ciudad, dije en una voz.
(Palex) : Por favor, hay barcos para todos. Pero antes, todo el mundo debe reunirse en la plaza.
Todas las personas, más de ochenta mil personas, estaban acumuladas. Y Warrior800, empezó hablar.
(Warrior800) : Bien. Sé que temen por sus vidas, las de sus familiares y amigos. Pero debemos aún mantenernos.
Dividiremos la gente en grupos. Los hombres guerreros, tendrán que ir a las calles.
Los hombres no guerreros, mujeres y niños, irán al puerto. Allí se le asignará un barco.
Si no ganamos la lucha, todos irán a las Islas Maltasicas.
Dios nos salve de esta tempestad.

(Palex) : Ahora, todos los guerreros, que se reúnan por la Avenída Norte.
La gente se separaba en masas, y yo iba por cabeza.
David y Warrior800 eran los que me acompañaban.
El cielo nublaba, y la luz del sol, se camuflaba entre las nubes.

Subí por las escaleras de la muraya, y ví la otra.
Entre ellas, había una línea de campo.
Y una gran luz, procedía del interior de la gran muraya y sus terrenos.
Varios hombres salieron de la muraya.
Los nuestros, los miraban atentamente.
Y sin hacer ruido, un gran cañón, se movía en el campo.
(Palex) : David, Warrior800, vamonos.
En seguida, salté la muraya abajo, y sonó un gran estruendo. La bola de cañón atravesó la muraya y la rompió.
Flechas de fuego dogeo, volaban a los tejados de las casas.
Los primeros caballeros, atravesaban los escombros de la muraya, y dejaban un rastro de sangre por donde pasaban.
Las calles, ardían. Y mientras que caminaba, pensé en una cosa...
Si habían venido era por mí, porque declaré la revolición...
Venían a por mí, y si uía, me perseguirian por siempre.
(Palex) : Tenemos que ir al puerto. No preguntéis.
Agarré a Warrior800 del brazo, y David, iba delante nuestra.
Al llegar, solo habían veinte barcos sobrantes.
Subieron los dos, y Warrior800 me dijo.

(Warrior800) : Vamos, quita el nudo y vámonos.
En silencio, y cabeza abajo, quité el nudo, pero, tiré la tabla al agua.
(Warrior800) : ¡Qué haces! Salta, o yo que sé, ¡rápido!
Señalé a la mar, y David, le dijo a Warrior800 :
(David333444555) : Warrior800, es mejor irnos.
(Warrior800) : ¡No me marcahré sin tí! Palex, no me decepciones.
Sin hablar, salí del puerto lentamente, y su barco, zarpaba al mar.
En pocos minutos, por la niebla, no se veía. Pero aí se oía las palabras de Warrior800.
Saqué mi lanza, y esta vez, me dirigía al palacio. Pero, le dije a los hombres :
(Palex) : ¡Huíd!
Pero bombas debajo de las tablas del puerto estallaron.
La gente luchaba por honor, y del humo, se empezaba a ver poco. Un grupo de cincuenta hombres y yo, nos decidímos para ir al palácio.
En las calles, sonaban lanzas, espadas y flechas estamparse contra cuerpos.
Cojí un cabayo, y corrí por las calles, hasta la calle que daba con el palácio.
Pero, antes de llegar, ví a Dss0 y a iFerBoy al fondo de otra calle.
Los dos me miraron con cara de desprecio, y de enseguída, nos persiguieron.
Y de milagro, los cincuenta hombres y yo, no estabamos heridos.
Pero derrepente, se abrió el silencio en la ciudad.
Hasta que dieron un golpe a la puerta.